Una fobia es un miedo irracional, un tipo de trastorno de ansiedad en el que el individuo tiene un temor extremo ante una situación, criatura viva, lugar o cosa.

Los individuos con una fobia se esfuerzan mucho en evitar ese peligro percibido que es mucho mayor en sus mentes que en la vida real.

todo sobre las fobias

Si se enfrentan con la fuente que origina su fobia, la persona sufrirá una angustia enorme, y puede llegar a interferir con su función normal. A veces puede conducir a un pánico total.

Para algunas personas, incluso pensar en aquello que provoca su fobia es tremendamente angustiante.

Una fobia empieza cuando una persona comienza a organizar su vida evitando el objeto de su miedo.

Una fobia es mucho más grave que un simple miedo. Las personas que la padecen tienen una necesidad abrumadora de alejarse de cualquier cosa que desencadene su ansiedad.

¿Qué es una fobia?

Una fobia es una reacción de miedo excesiva e irracional. Si tienes una fobia, puedes experimentar un profundo sentimiento de temor o pánico cuando te encuentras con la fuente de tu miedo.

El miedo puede ser a un cierto lugar, situación u objeto. A diferencia de los trastornos de ansiedad generalizada, una fobia suele estar conectada a algo específico.

El impacto de una fobia puede variar de molesto a severamente incapacitante. Las personas con fobias a menudo se dan cuenta de que su miedo es irracional, pero no pueden hacer nada al respecto.

Tales temores pueden interferir con su trabajo, escuela y relaciones personales.

Si la fobia tiene que ver con algo con lo que la persona muy raramente entra en contacto, como por ejemplo las serpientes, sus vidas diarias no se verán afectadas.

Sin embargo, algunas fobias complejas son imposibles de evitar, como la agorafobia (miedo a salir de casa o estar en lugares públicos) o la fobia social (miedo a estar entre grupos de personas).

Según datos de la Sociedad española de Psiquiatría un 6% de los españoles sufrirá una fobia a lo largo de su vida.

¿Cuáles son los tipos de fobias que existen?

Hoy en día, se pueden enumerar cientos de fobias que afectan a los seres humanos, pero en esencia todas ellas encajan en tres categorías principales: fobias específicas o simples, fobias sociales y agorafobia.

Vamos a profundizar un poquito más en cada uno de estos tres tipos, pero antes te dejamos con un vídeo para realizarte un TEST de fobias. Muestra 8 de las más comunes y es probable que sufras de alguna de ellas.

La fobia simple o específica

Es un tipo de fobia que se dispara debido a un estímulo específico.

Por ejemplo, un individuo puede experimentar ataque de pánico mientras conduce, coge un ascensor o simplemente ve un insecto.

un tipo de fobia especifica es el miedo a conducir

También podría ser un miedo de quedar atrapado en una habitación cerrada.

La fobia específica puede interrumpir las actividades del día a día debido a la naturaleza de la fobia en sí misma.

Por ejemplo, una persona con fobia a conducir hará todo lo posible para evitar sentarse al volante de un coche. Preferirá depender de otros para desplazarse y evitar así enfrentarse a ella.

La fobia social

Se caracteriza por el temor a ser juzgado por otros.

Los individuos afectados por la fobia social por lo general evitan los actos sociales y otras reuniones debido al miedo irracional de ser juzgado por los otros asistentes.

La “víctima” siente que va a destacar y ser escudriñado por la multitud, lo que conduce a una situación embarazosa.

Por ejemplo, una persona con fobia social evitará las fiestas, temiendo que la gente que le rodea comience a reírse de su ropa, o que tenga que enfrentarse a preguntas que le harán sentir incómodo.

Los expertos consideran que las fobias sociales forman sus cimientos en la vida de un individuo durante su época adolescente.

Un niño que sufre de fobia social se alejaría de hablar con sus maestros y su entrenador.

El niño tendría dificultades para levantarse en medio de la clase para plantear preguntas sobre sus dudas o para pedir permiso para ir al baño.

Esto empeora cuando uno alcanza la fase adulta de la vida. Los informes sugieren que las personas que sufren de fobia social a menudo son presa de la depresión debido a su elección de estilo de vida aislado.

Además, no es raro notar que estos individuos recurren al alcoholismo para matar su aburrimiento y para encontrar alivio del estrés insoportable al que están sometidos.

La agorafobia

Es un tipo de fobia en la que una persona teme los espacios abiertos. Estas personas son más propensas a sufrir de ataques de pánico.

Muy a menudo, las víctimas tratan de evitar lugares abarrotados y públicos y eludir así hacer frente a su miedo.

la agorafobia impide a quien la sufre acudir a espacios abiertos por lo que no suelen salir de casa

Una víctima de agorafobia suele alejarse de visitar el aeropuerto, el gimnasio, los bares, tiendas llenas de gente, restaurantes y otros lugares masificados, matando así muchos posibles momentos alegres en su vida.

Hoy en día, los individuos condicionan su día a día para evitar un objeto o situación que puede asustarlos dando vida a sus mayores temores.

Recuerda, todas las fobias no son más que temores ilógicos e irracionales.

Sin embargo, cada fobia requiere atención personal y diferentes tipos de tratamiento para una cura eficaz.

Las fobias específicas se pueden manejar eficazmente con la ayuda de una terapia.

Sin embargo, la cura para la agorafobia y la fobia social podría requerir ayuda adicional, como medicamentos.

¿Cuáles son las causas de las fobias? ¿Qué las provoca?

Es inusual que una fobia empiece después de los 30 años. La mayoría de ellas comienza durante la infancia, la adolescencia o la adultez temprana.

Tanto factores genéticos como ambientales pueden ser los causantes de las fobias.

Los niños que tienen un familiar cercano con un trastorno de ansiedad están en riesgo de desarrollar una fobia.

Por ejemplo, un niño cuya madre tiene aracnofobia es mucho más probable que desarrolle esa misma fobia.

Los expertos destacan que las fobias “recogidas” de los padres son temores aprendidos – no son heredados genéticamente.

Las personas con problemas médicos o problemas de salud a menudo tienen fobias.

También hay una alta incidencia de personas que desarrollan fobias después de lesiones cerebrales traumáticas.

El abuso de sustancias y la depresión también están relacionados con ellas.

A menudo están vinculadas a un evento aterrador o situación estresante, como estar a punto de ahogarte, estar en un espacio reducido o alturas extremas durante un periodo prolongado, y a picaduras de animales o insectos.

Sin embargo, no siempre está claro por qué ocurren algunas fobias.

se desconoce el motivo exacto por el que aparecen las fobias

Causas de las fobias específicas o simples

Generalmente se desarrollan cuando el niño tiene entre 4 y 8 años. En algunos casos, puede ser el resultado de algo que ocurrió en sus vidas a una edad temprana.

El desencadenante pudo haber sido una experiencia desagradable en un espacio cerrado, que quedó ahí y se convirtió en claustrofobia con el paso del tiempo.

Lo mismo ocurre con el miedo a las alturas (acrofobia), que también se desarrolla durante la infancia.

Por tanto, se puede concluir que las fobias simples a menudo se pueden vincular a una experiencia negativa temprana en la niñez.

Causas de las fobias complejas

Las causas de agorafobia o fobia social siguen siendo un misterio. Nadie sabe exactamente por qué aparecen.

Los investigadores creen que son causadas por una combinación de experiencias de la vida, la química del cerebro, y la genética.

Las reacciones físicas (síntomas) que una persona experimenta cuando se enfrenta con el objeto de su miedo son reales y no están simplemente “en su cabeza”.

El cuerpo reacciona a la amenaza liberarando la hormona adrenalina, que provoca síntomas como:

  • Dificultad para respirar
  • Transpiración
  • Un latido cardíaco rápido (taquicardia)
  • Temblor

Fobias y supervivencia – puede haber explicaciones evolutivas para muchas fobias. En entornos prehistóricos, el permanecer en espacios abiertos habría aumentado el riesgo de ser atacado y ser devorado por un depredador.

Los niños pequeños en sus cuevas y chozas habrían tenido que aprender a evitar serpientes peligrosas y arañas rápidamente.

La fobia social puede haber sido un instinto de supervivencia útil durante los tiempos antiguos y prehistóricos.

Estar entre gente que no conoces, quizás de otra tribu, era mucho más peligroso que encontrarte entre una multitud de desconocidos en un centro comercial en nuestros días.

se cree que las fobias pueden tener un origen evolutivo como un instinto para sobrevivir

Síntomas de las fobias

Todas las fobias pueden limitar las actividades diarias de quienes las sufren y pueden causar ansiedad severa y depresión.

Las fobias complejas, como la agorafobia y la fobia social, son más propensas a causar estos síntomas.

Las personas con fobias, a menudo y de forma deliberada, evitan entrar en contacto con aquello que les causa miedo y ansiedad.

Por ejemplo, alguien con miedo a las arañas (aracnofobia) puede no querer tocar una araña, ni verla e incluso ni siquiera mirar la foto de una.

En algunos casos, una persona puede desarrollar una fobia donde su miedo es experimentar la ansiedad en sí misma, porque ésta les hace sentir muy incómodos.

No es necesario que estés físicamente presente ante la situación que te provoca miedo para experimentar esos síntomas de pánico.

El cerebro es capaz de crear una reacción en el organismo ante situaciones temibles, incluso cuando ni siquiera estamos ante esa situación (solo con imaginarla o ver una foto).

Síntomas físicos de una fobia

Las personas con fobias a menudo tienen ataques de pánico. Los ataques de pánico pueden ser muy aterradores y angustiantes. Los síntomas ocurren a menudo repentinamente y sin previo aviso.

Además de sentimientos abrumadores de ansiedad, un ataque de pánico puede causar síntomas físicos, como:

  • Sofocos o escalofríos
  • Transpiración
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Temblor
  • Dolor o presión en el pecho
  • Dolores de cabeza y mareos
  • Sensación de asfixia
  • Sensación de desmayo
  • Latidos cardíacos rápidos (taquicardia)
  • Náuseas
  • Una sensación de mariposas en el estómago
  • Confusión o desorientación
  • Boca seca
  • La necesidad de ir al baño
  • Entumecimiento
  • Zumbido de oídos

uno de los síntomas físicos de las fobias es dolor en el pecho

Síntomas psicológicos de la fobia

En casos severos, también puede experimentar síntomas psicológicos, tales como:

  • Sentimientos de temor
  • Miedo a perder el control
  • Miedo a morir
  • Miedo a desmayarse

Síntomas en las fobias complejas

Fobias complejas como la agorafobia y la fobia social a menudo pueden tener un efecto perjudicial sobre la vida cotidiana de una persona y su bienestar mental.

La agorafobia con frecuencia implica una combinación de varias fobias interrelacionadas.

Por ejemplo, alguien con miedo de salir de casa también puede tener miedo de quedarse solo (monofobia) o de estar lugares donde se sienten atrapados (claustrofobia).

Los síntomas experimentados por las personas con agorafobia pueden variar en gravedad.

Por ejemplo, algunas personas pueden sentirse muy aprensivas y ansiosas si tienen que salir de su casa para ir a las tiendas. Otros pueden sentirse relativamente cómodos viajando a distancias cortas de su hogar.

Si tienes una fobia social, la idea de ser visto en eventos públicos o sociales puede hacer que te sientas asustado, ansioso y vulnerable.

Evitar deliberadamente la reunión de personas en situaciones sociales es un signo de fobia social.

En casos extremos de fobia social, como ocurre con la agorafobia, algunas personas tienen demasiado miedo de abandonar su hogar.

Existen varias opciones de terapia para fobias, incluyendo terapias de habla y técnicas de autoayuda.

Sin embargo, es muy frecuente que lleve tiempo superar una fobia compleja.

Tratamiento para las fobias

Muchas personas con fobia no necesitan tratamiento, y simplemente con evitar el objeto de su miedo es suficiente para controlar el problema.

buscar ayuda profesional puede ser muy util para tratar las fobias

 

Sin embargo, no siempre es posible evitar ciertas fobias, como por ejemplo el miedo a volar.

En casos así, puedes decidir obtener ayuda profesional y consejos para averiguar más sobre cómo se tratan las fobias.

La mayoría de ellas son curables, pero no se garantiza un único tratamiento para todas las fobias.

En algunos casos, puede recomendarse una combinación de diferentes tratamientos.

Los principales tipos de tratamiento para una fobia son:

  1. Tratamientos de habla
  2. Medicación
  3. Técnicas de autoayuda

Tratamientos de habla

Los tratamientos de conversación, como el asesoramiento y la psicoterapia, son a menudo métodos muy eficaces para tratar las fobias.

En particular, se ha descubierto que la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la atención plena son métodos muy eficaces para tratar las fobias.

La terapia cognitivo-conductual (TCC)

La TCC es un tipo de asesoramiento que puede ayudarte a manejar tus problemas cambiando tu forma de pensar y tu comportamiento.

Se puede utilizar para desarrollar maneras prácticas de tratar con la fobia en cuestión.

Una parte del proceso de tratamiento de la TCC que se utiliza a menudo para tratar las fobias simples implica una exposición gradual al miedo, por lo que la persona se siente menos ansiosa hacia él.

Esto se conoce como desensibilización sistemática o terapia de exposición.

Por ejemplo, si tienes miedo a las serpientes (ofidiofobia), el terapeuta puede empezar por pedirte que leas acerca de ellas.

Posteriormente podrán mostrarte una foto de una serpiente. Después puede sugerirte que visites el zoo para mirar algunas serpientes de verdad.

El paso final sería que tuvieras una serpiente en frente de ti.

La terapia de exposición funciona aumentando gradualmente el nivel de exposición al miedo, lo que te permite obtener control sobre la fobia.

hoy en dia existen programas de realidad virtual para tratar las fobias

 

A medida que avanza el tratamiento, debes comenzar a sentirte menos ansioso respecto a tu fobia.

El Instituto Nacional para la Excelencia en Salud y Atención (NICE) no recomienda el uso de TCC computarizada para tratar fobias específicas en adultos.

Medicación

Los medicamentos no suelen recomendarse para el tratamiento de las fobias, ya que las terapias de habla suelen ser eficaces y no tienen efectos secundarios.

Sin embargo, la medicación se prescribe a veces a corto plazo para tratar los efectos de las fobias, como la ansiedad.

Se recomiendan tres tipos de medicamentos para tratar la ansiedad. Estos son:

  1. Antidepresivos
  2. Tranquilizantes
  3. Bloqueadores beta (beta-bloqueadores)

Antidepresivos

Los antidepresivos se prescriben a menudo para ayudar a reducir la ansiedad.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se prescriben con mayor frecuencia para tratar la ansiedad, la fobia social o el trastorno de pánico.

Estos pueden incluir:

Escitalopram (Cipralex)
Sertralina (nombres comerciales Ariale, Zoloft, Sertex, Altruline, Insertec, Besitrán o Aremis)
Paroxetina (Seroxat)

La Venlafaxina (Efexor), un inhibidor de la recaptación de serotonina y noradrenalina (SNRI) también puede ser prescrito para la ansiedad.

Los efectos secundarios comunes de estos tratamientos incluyen:

  • Dolor de tripa
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas
  • Problemas para dormir

También pueden, en un principio, empeorar la ansiedad y causar problemas sexuales.

Clomipramina (Anafranil) es un tipo de antidepresivo tricíclico (TCA) que tiene “licencia” para tratar las fobias.

Los efectos secundarios incluyen:

  • Dificultad para orinar
  • Visión borrosa
  • Somnolencia
  • Temblores (sacudidas)
  • Boca seca
  • Estreñimiento
  • Somnolencia
  • Palpitaciones (latidos cardíacos irregulares)

Moclobemida (Manerix) es un tipo de antidepresivo del grupo inhibidor de la monoamino oxidasa (IMAO) de antidepresivos. A veces se prescribe para tratar la fobia social.

a menudo se recetan medicamentos para tratar los sintomas de las fobias

La Moclobemida interactúa con ciertos tipos de alimentos, por lo que si te recetan este medicamento, lee bien el folleto de información que viene con él para averiguar qué alimentos evitar.

Otros posibles efectos secundarios de la moclobemida incluyen:

  • Mareo
  • Problemas estomacales
  • Problemas para dormir
  • Agitación
  • Dolores de cabeza
  • Inquietud

Si te recetan antidepresivos, es muy importante que no dejes de tomarlos repentinamente.

Hacer eso podría causar síntomas de abstinencia. Consulta con tu médico de cabecera; él podrá reducir gradualmente la dosis.

Tranquilizantes

Las benzodiazepinas son un grupo de medicamentos que se clasifican como tranquilizantes menores.

Incluyen medicamentos como el diazepam (Valium) y a veces se usan a corto plazo en la dosis más baja posible para tratar la ansiedad severa.

Al igual que los antidepresivos, las benzodiazepinas deben detenerse gradualmente para evitar los síntomas de abstinencia.

Bloqueadores beta

Los betabloqueantes se usan a menudo para tratar afecciones cardiovasculares, tales como problemas cardíacos y presión arterial alta (hipertensión).

A veces también se recetan para ayudar a reducir los síntomas de ansiedad, como las palpitaciones (latidos cardíacos irregulares).

Los betabloqueadores disminuyen la frecuencia cardíaca y disminuyen la presión arterial.

El Propranolol (Inderal) es un bloqueador beta que se utiliza comúnmente para tratar la ansiedad.

Los posibles efectos secundarios incluyen:

  • Dedos fríos
  • Problemas para dormir
  • Cansancio
  • Problemas estomacales

Consejos de autoayuda para las fobias

Cada fobia es diferente y ningún programa de autoayuda funcionará para todos por igual.

Puedes decidir usar tu propia estrategia de autoayuda, u obtener ayuda de un especialista en salud mental, como un psicólogo.

Cambios en el estilo de vida

Hacer algunos ajustes simples en tu estilo de vida puede reducir los síntomas de una fobia, como los ataques de pánico.

Esto podría incluir:

  • Reducir o evitar la cafeína y otros estimulantes
  • Comer comidas saludables
  • Practicar ejercicio de manera regular
  • Dormir lo suficiente

Otras técnicas de autoayuda

Otras técnicas de autoayuda incluyen:

Técnicas de relajación – una serie de ejercicios físicos que pueden ayudarte a que te relajes y controles tu respiración.
Visualización – combina las técnicas de relajación y respiración con visualizar mentalmente cómo vas a tratar con éxito una situación que podría causarte ansiedad.
Grupos de autoayuda – una forma útil de conocer a otros con experiencias similares y compartir formas de hacer frente a tus miedos.

las tecnicas de relajacion pueden ayudar a combatir las fobias

CBT computarizada (entrenamiento computarizado)

FearFighter es un programa informático al que puedes acceder online. Está recomendado por el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia en el Cuidado (NICE) y ha demostrado ser un método eficaz de autoayuda para el tratamiento del trastorno de pánico y las fobias.

¿Cuáles son las fobias mas comunes en el mundo?

Estas son las 100 fobias principales en el mundo, con las más comunes listadas de arriba a abajo.

Pero antes, te dejamos con un vídeo que nos habla sobre las fobias más raras y extrañas del mundo.

Aracnofobia – El miedo de las arañas afecta a mujeres cuatro veces más (48% mujeres y 12% hombres).
Ofidiofobia– El miedo de las serpientes. Los fóbicos evitan ciertas ciudades porque tienen más serpientes.
Acrofobia – El miedo a las alturas. El 50% de la población general sufre de esta fobia.
Agorafobia – El miedo de espacios abiertos o llenos de gente. Las personas con este miedo no suelen salir de casa.
Cinofobia – El miedo a los perros. Esto incluye a todos los perros, desde los más pequeños como los caniches hasta los más grandes como el gran danés.
Astrafobia– El miedo a los truenos y los relámpagos, también conocida como tonitrofobia ceraunofobia o brontofobia.
Claustrofobia – El temor a pequeños espacios como ascensores, habitaciones pequeñas y otros espacios cerrados.
Misofobia– también conocida como bacilofobia, bacteriofobia o germofobia, es el miedo patológico a los gérmenes, la contaminación y la suciedad.
Aerofobia – El miedo a volar en avión.
Tripofobia– El miedo a los agujeros es una fobia poco conocida pero bastante común.
Carcinofobia– También denominada Cancerofobia. El miedo al cáncer. Las personas con esta fobia tienden a llevar dietas extremas.
Tanatofobia – El miedo a la muerte. Incluso hablar de la muerte puede ser difícil para quien la padece.
Glosofobia– El miedo a hablar en público. No poder hacer discursos delante de más gente.
Monofobia – El miedo a estar solo. Incluso mientras come y / o duerme.
Atiquifobia– El miedo al fracaso. Es la mayor barrera para el éxito.
Ornitofobia– El miedo de las aves. Las personas que sufren si ven plumas, patas o picos de aves; incluso verlas volar les provoca temor.
Alectorofobia– El miedo a los pollos.
Enoclofobia– El miedo a las muchedumbres.
Afenfosfobia– También conocida como hafefobia. Es el miedo a la intimidad, miedo de tocar y ser tocado.
Belonefobia– El miedo de las agujas.
Antropofobia – El miedo de las personas. Tener miedo de la gente en todas las situaciones.
Acuafobia– El miedo al agua. Tener miedo del agua o estar cerca del agua.
Autofobia – El miedo al abandono y a estar solos.
Hemofobia – También denominada hematofobia. El miedo a la sangre y a las heridas en sí mismas. Incluso la visión de la sangre puede causar desmayos.
Gamofobia – El miedo al compromiso, al matrimonio o el apego con alguien hasta el final.
Hipopotomonstrosesquipedaliofobia– El miedo a las palabras largas. Lo creas o no, es real.
Xenofobia – Hostilidad, odio o rechazo hacia los extranjeros.
Amaxofobia– El miedo a conducir. Esta fobia afecta la vida personal y laboral.
Basofobia– El miedo a caerse. Algunos incluso pueden negarse a caminar o levantarse.
Teofobia – El temor a los dioses o a la religión.
Ailurofobia– El miedo de los gatos. Esta fobia también se conoce como Gatophobia.
Metatesiofobia– El miedo al cambio. A veces el cambio es algo bueno.
Globofobia– El miedo a los globos. Deberían ser algo divertido, pero no para los fóbicos.
Nictofobia– El miedo a la oscuridad. Tener miedo a la oscuridad o la noche; es común en los niños.
Androfobia – El miedo de los hombres. Por lo general se ve en las mujeres más jóvenes, pero también puede afectar a los adultos.
Fobofobia – El miedo a las fobias. Curioso sí, pero existe.
Filofobia – El miedo al amor, a enamorarse.
Triscaidecafobia– El miedo al número 13 o a la mala suerte que sigue.
Emetofobia – El miedo de vomitar y el miedo de la pérdida del control de uno mismo.
Gefirofobia– El miedo a los puentes y a cruzar incluso el puente más pequeño.
Entomofobia – También conocida como insectofobia. El miedo a insectos y bichos, también relacionada con la siguiente.
Acarofobia -Miedo persistente a las picaduras y a los insectos que pican.
Lepidopterofobia – También conocida como Motefobia. Es el miedo a las mariposas y de la mayoría de los insectos con alas como las polillas.
Panofobia– El miedo a todo o el miedo no específico.
Podofobia – El miedo a los pies. Algunas personas temen tocar o mirar los pies, incluso los suyos.
Parascevedecatriafobia– El miedo al viernes 13.
Somnifobia– El miedo al sueño. Estar aterrorizado de lo que podría suceder justo después de que te duermas.
Ginofobia – El miedo a las mujeres y todo lo que se relaciona con ellas.
Apifobia – También conocida como Melisofobia. El miedo a las abejas. Muchas personas temen ser picadas por abejas.
Kompounofobia– El miedo a los botones. Ropa con botones se evitan en este caso.
Anatidaefobia– El miedo a los patos.
Pirofobia– El miedo al fuego. Un miedo natural/primario que puede ser debilitante.
Ranidafobia– El miedo de las ranas. A menudo causada por episodios de la infancia. También se la conoce como batraciofobia, pero en este caso también es miedo a los sapos.
Selacofobia– El miedo a los tiburones en el océano o incluso en acuarios.
Atazagorafobia– El miedo de ser olvidado o de no recordar cosas.
Omfalofobia– Miedo a los ombligos, tanto a verlos como a tocarlos, ya sean de otros o el propio.
Latrofobia– El miedo a los médicos. ¿Retrasas las visitas al médico? Puede que tengas esta fobia.
Pediofobia – El miedo a las muñecas, más concretamente a que cobren vida. Quizás la película Chucky tuvo mucho que ver.

Fuentes:
www.healthline.com/health/phobia-simple-specific
www.medicalnewstoday.com/articles/249347.php
www.healthguidance.org/entry/13976/1/Three-Main-Categories-of-Phobias.html
www.nhs.uk/Conditions/Phobias/Pages/Treatment.aspx
www.fearof.net/

Resumen
Fecha:
Contenido:
Las Fobias: Todo Lo Que Debes Saber Sobre Ellas
Valoración del Autor:
51star1star1star1star1star