La acrofobia es el miedo irracional o exagerado que presenta una persona a las alturas, debido al gran temor que le causa el pensar que pueda caer de ese lugar y llegar a morir.

Esta patología también se conoce como hipsifobia, ambos términos pueden usarse para referirse al miedo a las alturas.

acrofobia

Este miedo se evidencia en las personas cuando simplemente se asoman al balcón de un edificio, cuando van dentro de un ascensor que tiene vista al exterior o cuando están en un mirador, por poner algunos ejemplos.

Es importante resaltar que si la acrofobia llega a niveles de pánico muy altos y la persona limita su comportamiento y vida por esta fobia puede llegar a desarrollar climatofobia que es el miedo a las escaleras, sean mecánicas o estructurales.

El individuo en su temor a las alturas desarrolla miedo a subirse en escaleras ya que las considera peligrosas porque cree que se puede caer y perder la vida.

Asimismo la acrofobia se relaciona con la gefirofobia (miedo a los puentes) .

Quienes padecen esta condición evitan atravesar viaductos o puentes bien sea caminando o en automóviles. Para ello no les importa buscar rutas o caminos alternativos que le permitan obviar el puente.

El miedo atravesar el puente se vincula con la acrofobia porque los puentes están en las alturas y la persona siente miedo a caer.

La acrofobia se relaciona también con la aerofobia, miedo a los aviones ya que de igual forma al subir en un avión se encuentra en las alturas.

Esta fobia es una de las que mas puede limitar la vida de las personas. Viajes, rutas, etc., pueden estar eliminados de las actividades que desarrolle la persona por miedo a enfrentarse de alguna forma a las alturas.

Síntomas de la Acrofobia

La acrofobia, como se explicó anteriormente, se refiere al miedo a precipitarse y morir desde un sitio alto.

Cuando la persona experimenta este temor experimenta una serie de síntomas, entre los cuales pueden estar:

  • Mareo
  • Sudoración
  • Náuseas
  • Incluso hasta se puede llegar a la perdida del conocimiento

la acrofobia tambien esta relacionada con la gefirofobia que es el temor de atravesar un puente que esta en las alturas

El miedo a las alturas puede convertirse en un verdadero problema ya que puede afectar la vida cotidiana de quien lo padece.

Causas de la Acrofobia

Los Psicólogos afirman que algunos acrofóbicos comenzaron con esta patología al tener una mala experiencia con las alturas, que cayeron de un piso alto o que presenciaron a otra persona caer de las alturas.

Otros casos se generaron de forma autosugestiva. La misma persona, a través de sus pensamientos, se condiciona a que puede ocurrir un accidente y precipitarse si está asomado en un balcón o en un sitio alto que éste considera como peligroso o inestable.

También existen casos de este tipo de fobia que surgieron a raíz de una herencia aprendida de este trastorno, es decir, los padres trasmiten sus miedos a sus hijos aunque muchos terapeutas rechazan esta teoría.

Para otros estudiosos, sin embargo, esta fobia se gestó por el instinto de supervivencia innato en los seres humanos al estar en condiciones que no son naturales, como encontrarse en un piso superior al que normalmente convivimos.

Tratamiento para la Acrofobia

Hoy en día existen una variada gama de tratamientos para superar nuestras fobias o miedos.

Para el caso específico del acrofóbico, se suele realizar una serie de terapias combinadas con fármacos.

Es importante resaltar que toda fobia tiene solución.

Entre las que podemos mencionar se encuentran las siguientes:

  • Terapias cognitivas: ayudando al paciente a controlar sus emociones, profundizando y verbalizando las causas de su miedo a las alturas para ayudar a racionalizarlo. El terapeuta ayuda a la persona a entender que realmente no hay motivos para pensar que algunas situaciones o actividades que se realizan en las alturas pueden conllevar a perder la vida.
  • Terapias conductuales: se expone al acrofóbico a que enfrente sus temores. Se le expone a las alturas para comprobar que su vida no corre ningún riesgo. Primero se desensibiliza sometiéndolo de forma gradual a sus miedos. Durante estas prácticas se enseñan y practican técnicas de relajación, donde el paciente aprende a controlar el estrés y pánico frente a su fobia.

la acrofobia supone para quien la padece un terror absoluto a las alturas

La combinación de terapias cognitivo- conductuales ha sido exitosa en la mayoría de los casos aplicados.

Así mismo, la utilización de realidad virtual ha ayudado a muchos a curarse de sus fobias.

Los ansiolíticos y antidepresivos son eficaces para controlar los síntomas físicos como las taquicardias, mareos o nauseas, pero el uso de éstos debe ser estrictamente supervisado y usados sólo por un periodo de tiempo controlado.

Se ha comprobado que fármacos como el Valium generan gran dependencia y a largo plazo no erradican el miedo.

Es por eso que su uso debe ser en un momento determinado para ayudar a salir de un ataque de pánico y no como parte del tratamiento.

No obstante, para cada caso es fundamental la disposición que tiene el fóbico para sobrellevar y superar sus miedos.

La acrofobia, como el miedo que presenta una persona a las alturas, es muy compleja y se desarrolla en conjunto con otras fobias.

La aerofobia (miedo a los aviones) es una de ellas. Es altamente probable que un acrofóbico tampoco pueda subirse a un avión por el miedo que puede llegar a representar la caída del mismo.

Estas fobia junto a la agorafobia (miedo a espacios cerrados) son fobias que pueden llegar a destruir la vida de quien la padezca.

El miedo puede llegar a paralizar no solo nuestro cuerpo sino nuestras vidas.

Por eso mismo, el fóbico debe tratar de sobreponerse a la fobia que presente y ganar esta batalla donde estará rescatando su propia vida y todo lo que en ella ha dejado de hacer, crear o desarrollar.


Puede que te interese también: La Angustia


Dejar que el temor tome las riendas de nuestras vidas es la peor decisión que podemos tomar.

Así que no dejes que el miedo te detenga.

¡Supéralo y vive sin restricciones que sólo están en tu cerebro!

El mundo está lleno de nuevas y mejores oportunidades que están ahí fuera esperándote.