La Aerofobia es el medio irracional que presentan algunas personas a volar en avión, por el temor a que el medio de transporte se precipite.

Dicho miedo es conocido comúnmente como “miedo a volar”,.

aerofobia

Esta fobia está relacionada con la aeronausifobia, que es el miedo a vomitar por sufrir de mareos durante la estancia en un avión en las alturas.

La aerofobia es una fobia que implica el miedo compulsivo a montarse en un avión que se dispone a volar, e inclusive en un avión detenido.

El motivo es que se tiene miedo a que en cualquier momento dicho avión emprenderá el vuelo y quedará atrapada dentro para experimentar todos sus temores.

La aerofobia abarca situaciones en personas que padecen miedo o inseguridad de desconectarse del suelo y de estar rodeado por vientos abiertos.

Esta fobia afecta muchísimo a la mayoría de las personas que deben mantenerse constantemente viajando en avión, ya sea porque así lo exige su trabajo, o por razones académicas.

Los aviones son considerados mundialmente como los medios de transporte más seguros, para trasladarse de forma rápida y eficaz a un destino medianamente lejano, o muy lejano.

A pesar de ello, y de que diariamente se perfeccionan los niveles de seguridad y confort para los pasajeros,, infinidad de personas experimentan sensación de inseguridad cuando entran a un avión.

Hasta tal punto llega el nivel de pánico de quien lo sufre, que puede llegar a tener episodios de terror incontrolables, ya sea antes o durante el vuelo.

Es por eso que para un grupo de personas sólo es posible realizar sus viajes con ayuda de un acompañante o ingiriendo previamente fármacos que disminuyan la ansiedad.

Estudios revelan que un solo un número muy reducido de personas sube al avión sin presentar temor alguno.

Debido a esto que acabamos de mencionar, la aerofobia puede dividirse en varios niveles.

Es normal sentir una ligera inquietud al iniciar el vuelo pero con sólo tener pensamientos positivos y escuchar música mientras despega o aterriza el avión se logra calmar la tensión que este momento conlleva para muchos.

Por el contrario, para otros esta inseguridad en los aviones es experimentada en un grado tan alto que le impide realizar el vuelo.

Síntomas de la Aerofofia

Es importante señalar que en las fobias el estado emotivo siempre va a ser la angustia.

Sin embargo, para evitar confusiones es importante dejar claro las notables diferencias entre sentir miedo y sentir angustia.

El miedo siempre se encuentra acompañado de algo concreto que es foco de temor,.

Por su parte, en la angustia no se puede reconocer el objeto temido; es un miedo indefinido o los temores se encuentran relacionados con situaciones a las que la persona responde de forma irracional,.

Siendo así, en la aerofobia el miedo es hacia el avión, o puede ser a una posible precipitación del mismo, generando angustia irracional y pánico, por lo que pudiera suceder entre mucha hipótesis que se plante el fóbico.

Es probable que el aerofóbico presente síntomas tales como:

  • Sensación de asfixia
  • Taquicardia o palpitación
  • Sudoración excesiva
  • Subidas o bajadas de tensión
  • Llanto incontrolable
  • Nauseas, mareos o vómitos
  • Episodios de pánico o terror, al momento de experimentar el hecho de estar en un avión, o a tener que               realizar un viaje en avión

quienes padecen de aerofobia piensan que algo puede ir mal y que el avion se estrellara

Causas de la Aerofobia

    • Esta fobia puede desarrollarse con mayor facilidad en las personas que padecen de claustrofobia (miedo a quedarse atrapado en los espacios cerrados), experimentando de igual forma temor al verse dentro del avión.
    • Cuando la fobia se presenta en alguien de manera súbita sin antecedentes previos en otros vuelos, se habla de una fobia específica. Quizás otros factores en su vida inciden para que sus pensamientos sean negativos y en ese momento desarrolle esta fobia, condicionando luego a la persona para no sufrir nuevamente ese elevado nivel de ansiedad, o los síntomas posteriores que se desencadenaron en su primen ataque de pánico.
    • Pacientes diagnosticados con trastorno de agorafobia (miedo a sufrir ataques de pánico) presentan aerofobia y en este caso el miedo más aterrante es que cuando se presenten los ataques de ansiedad, no puede bajarse del avión un segundo para relajarse y reducir de los síntomas.
    • Algunos desencadenantes que conducen a aerofobia se relacionan con alguna otra fobia o trauma del pasado. Haber estado en un vuelo donde el avión presentó algunos fallos, o hubo tormenta o inclusive si fue necesario que el avión realizara una aterrizaje de emergencia. En casos así es más fácil que se llegue a sentir más rápidamente miedo a volar.
    • Ocasionalmente, la aerofobia se puede desarrollar como una condición consecuencia de muchas otras fobias.
    • La aerofobia puede observarse en muchos casos en personas que sufren de ansiedad severa, donde sus pensamientos son negativos y fatídicos, llegando a pensar que el avión va a sufrir algún tipo de fallo y caer súbitamente en cualquier momento, desencadenando niveles de ansiedad en la persona que le impiden subir al avión.

Tratamientos para la Aerofobia

Para tratar la aerofobia es necesario ser evaluado por un psicólogo o especialista en tratamientos conductuales, para que diagnostique de forma segura dicha condición, y pueda indicar el tratamiento indicado para erradicar dicha fobia.

No podemos indicar tratamiento sin prescripción, pues podría ser perjudicial.

Según varios estudios, una de las mejores formas de que las personas superen su miedo a volar, es que hagan cursos que les enseñen cuáles son los mecanismos del avión y cómo funcionan.

De este modo, conocerán las razones por las cuales pueden presentarse las turbulencias, los orígenes de los sonidos, y el funcionamiento de cada pieza.

También, existen cursos que ayudan a las personas a perder el miedo a volar, e inclusive, cursos de paracaidismo, en los cuáles las personas con esta fobia son enfrentadas directamente a su mayor miedo.

Aunque parezca radical, es una terapia súper efectiva para eliminar cualquier fobia: la exposición al miedo específico del cual se huye.

Como es bien sabido, las fobias no se superan mediante razonamiento lógico, pues son trastorno de ansiedad que provienen justamente de las construcciones mentales que se hace la persona que la padece.

Por lo tanto, lo mejor es intentar con terapia de visualización, y técnicas enfocadas en la programación neurolingüística, que ayuden a mejorar la percepción de la realidad.

El uso de la desensibilización ayuda a reprogramar las respuestas, quitándole a la fobia el dominio de los pensamientos y la generación de malestar físico y emocional.

las personas con aerofobia lo pasan mal incluso aunque el avion este detenido

Siempre son efectivas las terapias de desensibilización, puesto que ayuda a manejar mejor las situaciones de presión.

Los tratamientos psicológicos pueden incluir la hipnosis: es conocida como una terapia eficaz para erradicar cualquier tipo de fobia.

Hay testimonios de que con la hipnosis, en pocas sesiones, las personas superan su miedo a volar y logran que subirse a un avión.

La terapia profesional en combinación con medicación, es efectiva para menguar los síntomas relacionados con la aerofobia.

Los fármacos, o medicamentos empleados para la ansiedad (ansiolíticos) logran detener un poco los ataques de pánico, y disminuir los síntomas de algunas fobias.

Lo importante es que sólo los médicos los receten,, y seguir al pie de la letra la dosis indicada.

La aerofobia puede superarse con todas estas técnicas ya que han dado buenos resultados en su tratamiento.

Es conveniente ponerle coto a esta fobia lo antes posible.

Cuanto más avanzada esté la sintomatología del paciente respecto a la aerofobia, más dificultades habrá para eliminarla y limitará la vida del paciente.

La persona que supera la aerofobia llega a entender que los aviones (aunque hayan existido accidentes aéreos) son uno de los medios de trasportes más seguros que existen hoy en día.