Artículo actualizado por última vez el 14/02/18 a las 12:54

La afenfosfobia o hafefobia podría definirse como un trastorno de ansiedad caracterizado principalmente por la experimentación de un desasosiego incontrolable, excesivo e irracional hacia el hecho de ser tocado.

afenfosfobia

Quién sufre esta alteración siente un temor exagerado y desmedido por el hecho de que lo toquen , por lo que protege en exceso su espacio personal.

Esta fobia podría llegar ser algo insoportable para quien la padece, porque a todo lugar a donde se dirija, buscará la forma de huir de allí.

Sentirá mucha presión y no tolerará la sensación de ahogo y pánico al imaginar que algunas de las personas allí presentes podrían tocarle.

Por supuesto, una persona afenfosfóbica impedirá, por encima de todo, estar expuesta a situaciones en donde sepa que habrá mucha gente , ya que elegirá limitar los síntomas a los que se siente expuesto bajo esas circunstancias, y esos incomodidades que les suscita.


Puede que también te interese: Síntomas de la Angustia


Este tipo de trastornos relacionados directamente con la ansiedad, pueden interferir directamente con la vida diaria del sujeto y restringir su funcionalidad habitual.

¿La solución? Restringirá realizar una gran cantidad de actividades para evitar precisamente ese malestar.

Sin embargo, es una fobia que se puede combatir con una variedad de métodos eficaces.

En algunas ocasiones, se limita exclusivamente al miedo a ser tocado por personas del sexo opuesto .

Esto está relacionado estrechamente con el miedo de sufrir un abuso sexual , que entra como característica principal de la agrafobia .

Es decir, que se deben evaluar bien los síntomas presentados para poder identificar la condición de ansiedad que sufre el paciente.

Es importante, antes de seguir avanzando, conocer las características que comprenden la afenfosfobia.

Características de afenfosfobia

La afenfosfobia es una fobia no muy común.

Se define fundamentalmente por un desasosiego enorme e incontrolable hacia el hecho de encontrarse en riesgo de ser tocado por otra persona.

Este es un trastorno de ansiedad atípico , y suele ser censurado por las personas que lo ven desde afuera, por pensar que es absurdo.

Sin embargo, para quien lo padece, puede llegar a desesperarse.

Lo más asombroso de esta fobia es que puede llegar a paralizar a quien la sufre , ya que en la actualidad, a todos los espacios a los que acudimos nos encontraremos con un montón de personas.

Sea cual sea el evento al que hagamos referencia, habrá personas, y como consecuencia, existirá el riesgo evidente de ser tocado.

Al igual que con el resto de las fobias, quien la sufre, evitará vivir situaciones donde el elemento desencadenante de su angustia se evidencie.

¿Y cómo lo hará?

Obviamente previniendo lo que vivirá y evadiendo las incomodidades que podría causarle.

Síntomas que presenta una persona que sufre de enoclofobia

Los síntomas que presenta un individuo que padece alguna fobia específica, provienen especialmente del malestar que pueda albergar en el instante en el que se ve expuesto a la razón por la cual siente temor.

Así pues, cuando el sujeto se halla expuesto a zonas donde se presentan posibilidades de ser tocado, podría presentar los siguientes síntomas:

  • Sudoración excesiva.
  • Dilatación de la pupila.
  • Sentimiento de ahogo.
  • Hipertensión.
  • Dolores de cabeza.
  • Cólicos o malestares estomacales.
  • Desmayos.
  • Disfunción en el proceso digestivo.
  • Náuseas o vómitos.
  • Aumento de la tensión muscular.
  • Llanto descontrolado.
  • Evitar lugares donde hay afluencia de personas.
  • Diarrea.
  • Incapacidad de respirar de forma fluida.
  • Palpitación o taquicardia.
  • Dolor de estómago (cólicos por nerviosismo)
  • Deseos de huir.
  • Temblores en las manos.
  • Rigidez física.

una variante de la afenfosfobia es tener miedo a ser tocado unicamente por personas del sexo opuesto

La sintomatología existente en esta perturbación de ansiedad está estrechamente relacionada con un evidente incremento de los nervios en el sujeto .

Es importante mencionar que los síntomas podrían ser mayores o menores, dependiendo de las posibilidades evidentes a las que se enfrenta el individuo a ser tocado.

Por ejemplo, estos síntomas empeorarán en una consulta médica, en una fiesta de despedida, en una muchedumbre de personas, en el metro, en un banco, o hasta dentro del hogar cuando los familiares intentan abrazarlo para despedirse o para saludarle, puesto que su fobia se extiende hasta el más mínimo roce.

Causas de la Afensofobia

Al igual que en todas las fobias, las razones aparentes por las cuales se origina no están claras.

Deben hacerse exploraciones psicológicas con la persona que sufre la fobia para poder comprobar si existe una causa particular supuesta por la cual se tiene dicha perturbación de ansiedad.

Esto es viable con una sesión dirigida por un terapeuta.

Sin embargo, es viable que un individuo que sufra de afenfosfobia haya vivido una anécdota desagradable relacionada con algún hecho en particular en donde haya sido tocado, como por ejemplo algún episodio de violencia o abuso sexual.

Esto provocó que le afectara directamente en su subconsciente y, como consecuencia, prefiere evitar a toda costa las situaciones en donde pueda estar expuesto al contacto físico.

Aunque es importante mencionar que no siempre ocurre de esta forma.

Puede ocurrir que aunque no se haya vivido una experiencia desagradable, hayamos escuchado historias en las que se producen sucesos traumáticos, y por ende bloqueamos el contacto físico, sólo para evitar que nos suceda a nosotros.

También hay que tener en cuenta que nuestra mente es muy recelosa.

Puede suceder que, sin haber escuchado nada ni haber vivido momentos catastróficos, si una persona sufre de trastornos de ansiedad delicados y es sugestiva, llegue a maquinar en su cerebro una infinidad de situaciones a las que podría estar expuesta si permite el contacto.

quien sufre de afenfosfobia sufre un panico intenso a ser tocado

¿Solución?

Prefiere eliminarlos de su vida de forma tajante.

Tratamiento para la Afensofobia

Afortunadamente existen infinidad de tratamientos para mejorar las condiciones de vida de una persona que sufre de afenfosfobia.

Pueden llegar, incluso, a erradicarse lo síntomas hasta hacer que la persona pierda por completo sus temores.

Para encontrar solución a la afenfosfobia , lo más importante es hacerle frente y combatirla con algún tipo de terapia psicológica , ya que es la mejor opción ante cualquier trastorno de ansiedad.

Generalmente, el especialista puede combinar las terapias de comunicación, con ansiolíticos , o algún otro medicamento específico para reducir los síntomas de los que se sufre.

Las terapias se enfocan principalmente en encontrar la raíz del problema, las causas que disparan ese temor incontrolable.

A continuación, buscan canalizar primordialmente la disolución de los sentimientos que desencadena ese episodio o miedo sin fundamento que origina la fobia en cuestión.

Como habrás podido observar, la afenfosfobia es una fobia bastante particular, pero ni mucho menos imposible de curar.

Lo importante es tener la determinación para avanzar y conseguir así un mejor estilo de vida.