Artículo actualizado por última vez el 14/02/18 a las 14:19

¿Has oído hablar alguna vez de la Alectorofobia ?

¿No? Pues sigue leyendo y te explicaremos en qué consiste.

Alectorofobia

En todo el mundo existen personas que padecen distintos tipos de fobias; inclusive de fobias que ni siquiera conocemos, o de las que jamás hemos escuchado hablar.

Aunque nos parezca “gracioso” ver cómo algunos individuos sufren con ataques de ansiedad por alguna fobia en particular, no es para nada divertido sentir el pánico que pueden llegar a experimentar estas personas.

Existen fobias a las arañas, a los perros, a las alturas, a la gente, a la soledad, al encierro, al fracaso, e infinidad de fobias más catalogadas como trastornos de ansiedad que afectan directamente el sistema nervioso de la persona.

Todo esto desencadena una serie de malestares físicos, y limitación para el desarrollo normal de su vida diaria.

Se ha escuchado todo tipo de fobias, inclusive, aquellas que se le tienen a las aves, a todo tipo de aves, ya sean águilas, gallinas, palomas, canarios, TODAS LAS AVES.

Y también existen las personas que temen de forma incontrolable a algún tipo de ave en particular, como es el caso de la alectorofobia, en el que la persona alectorofóbica, siente temor a los pollos .

Hay personas que tienen miedo racional a los pollos, porque son agentes que podrían ser portadores de alguna bacteria, y que por tanto podrían transmitir alguna enfermedad.

Son temores sanos, que los incita a protegerse y tomar ciertas precauciones en el momento de acercarse a ellos.

Inclusive, si del consumo de los pollos se trata, procuran que su cocción sea la ideal, y de lavarlos previamente de la forma correcta para evitar así padecer, por ejemplo, de salmonella, que es una enfermedad que se contrae, entre otras cosas, por el consumo de pollo mal cocido o crudo.

Cuando ese miedo o temor se transforma en pánico y estrés en niveles muy altos , podría tratarse de alectorofobia.

la alectorofobia es el miedo irracional a los pollos

Por ejemplo, una persona que le teme a los pollos bajo estas condiciones, siente constante temor de ser picoteado, de olerlos, de sentir sus alas o sus patas, e incluso a verlo muerto (crudo).

Indicadores de ALECTOROFOBIA

En ocasiones, ese temor hacia los pollos sólo implica el temor a los pollos vivos o crudos.

No habla del temor al pollo cocido, listo para ser consumido, aunque algunas personas alectorofóbicas pueden llegar a manifestar temor a que las bacterias no hayan sido eliminadas durante su cocción (temor derivado de su fobia), y negarse a consumirlos.

Incluso si el nivel de alectorofobia es muy alto, ese temor podría extenderse al consumo y tacto de los huevos, las plumas de los pollos, y objetos relacionados con ellos, tales como granjas de pollos, casas de pollos, alimento para pollos, entre otros muchos.

¡Sólo con imaginar que un pollo pueda estar cerca!

Causas de la ALECTOROFOBIA

Algunas personas justifican su fobia porque durante su niñez sufrieron ataques protagonizados por pollos, lo que no solo ha sido traumático, sino que ha generado marcas internas que le impiden acercarse a este tipo de animales, por miedo a que se repita dicha situación.

Por otra parte, también existen personas que sin haber vivido anécdotas incómodas en las que estén implicados los pollos, expresan que sienten miedo desde que su memoria les alcanza, y que es incontrolable hasta el punto de producir sentimientos de nervios, ansiedad y pánico.

Posibles causas pueden tener que ver con el miedo irracional de ser atacados por estos animales, sea donde sea que se encuentren; ya sea porque puedan picarte, o a que se abalancen sobre el cuerpo, o al olor que emanan, o a las plumas…

El caso es que sin importar las causas, siempre activan alertas respecto a la ansiedad que producen en su organismo.

Síntomas de la ALECTOROFOBIA

Indistintamente de la fobia a la cual nos estemos refiriendo, la mayoría de ellas desencadenan ansiedad y síntomas similares.


Te puede interesar también: Cómo Tratar la Ansiedad


Lo que las diferencia es la razón por la que se genera el miedo.

sintomas de la alectorofobia

Estos síntomas podrían conocerse de la siguiente manera:

  • Resequedad en la boca.
  • Sensación se asfixia.
  • Taquicardia o palpitación.
  • Sensación de tener la mente en blanco.
  • Sudoración excesiva.
  • Malestares, temblores.
  • Nauseas, mareos o vómitos.
  • Dificultad para hablar o establecer conversaciones coherentes.
  • Ansiedad constante a encontrarse con aves.
  • Descontrol de las emociones y capacidades físicas.
  • Salir huyendo de algún lugar al escuchar o sentir la presencia de un ave.
  • Parálisis del cuerpo (Incapacidad mental de dar la orden al cuerpo de moverse).

También valdría decir que esta fobia es capaz de desarrollar dificultades personales que entorpezcan la vida cotidiana de quien la sufre.

Los síntomas evidentes generados por la alectorofobia pueden ser molestos e incómodos , sobre todo porque no sólo las padece quien es alectorofóbico, sino que también quienes están cerca de él deben enfrentarse a esa ansiedad.

Muchas veces podrían ver como una tontería este tipo de temores, pues no comprenden las sensaciones que pueden llegar a experimentar una persona con fobia.

Sin embargo, al igual que todas las demás fobias, se puede controlar y superar.

Para ello, hay que ponerse en manos de un especialista para que identifique las causas por las cuales sufres de alectorofobia, y así determinar con exactitud el tratamiento indicado para ti.

Tratamiento para la ALECTOROFOBIA

Cuando la fobia no está en los niveles altos, podría intentarse sanar con tratamiento a base de técnicas de relajación y de respiración , ya que ayudarían a la persona a controlar la ansiedad y el temor en casos extremos de pánico.

tratamiento para la alectorofobia

Esto podría combinarse con ansiolíticos, y antidepresivos para asegurar su efectividad.

De igual forma, la terapia de exposición es la mejor manera de combatir este tipo de fobias.

Debe comenzarse de forma progresiva, y nunca de golpe.

Se trata de ir disminuyendo de forma gradual el miedo que siente la persona hacia los pollos.

Finalmente, para poder vencer la alectorofobia , el primer paso es reconocer tu temor y querer superarlo.

Así que no te des por vencido, y prueba acudir a un psicólogo, y da cada paso con determinación para lograr vencer a tus miedos.